Brillo

Es la sensación que nos da visualmente una superficie cuando reflejado de una forma directa la luz que recibe, de tal forma directa la luz que recibe, de tal forma que pueden verse reflejados sobre ella los objetos.Será mate una superficie cuando refleja la luz de una forma difusa, es decir dispersándola en todas direcciones.El máximo brillo nos lo dará un espejo; el mínimo será el de una pintura mate, sea negra, blanca o de cualquier color.Entre ambos extremos se utilizan palabras como semibrillante, satinado, semimate, cáscara de huevo, brillo seda, para describir diferentes apariencias del brillo de un objeto pintado.Esta característica visual varía según el porcentaje de luz reflejada con el mismo ángulo de la luz incidente, y se mideo expresa en razón de ese porcentaje. Este porcentaje o grado de brillo será diferente según la aspereza de la superficie y la composición de la pintura, y según el ángulo con que se observa.Hay esmaltes brillantes que tienen un brillo nítido, "húmedo", pero hay otros que por su fabricación o por su aplicación no reflejan nítidamente una raya u objeto y se desdibujan sus bordes, dando una apariencia de "velo" o brillo velado.Se mide técnicamente con un aparato llamdo "brillómetro" y se expresa en % de luz reflejada sobre el total que recibe, pero indicando al mismo tiempo el ángulo de su medición, que suele ser de 20, 45, 60 y 85 grados. Se escogen esta serie de ángulo de incidencia y reflexión para apreciar mejor las diferencias entre superficies brillantes, o satinada o mates.Aunque no hay un norma oficial que lo refleje, las pinturas suelen clasificarse en los siguientes grupos según su aspecto más o menos brillante, y por tanto según el porcentaje de luz reflejada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario