Pintar la cocina


Todos sabemos que la cocina es el lugar perfecto para complacer el paladar. Pero también puede ser el lugar perfecto para agregar carácter con el color de la paleta. Cuando remodelamos, escoger el color apropiado es una parte importante del proceso de decisión. Es importante también saber cómo elegir los colores que serán compatibles con tu espacio y tu gusto.

Pintar las paredes de tu cocina es una forma fácil de agregar personalidad a tu espacio. Paredes pintadas de azul suave son calmantes y fáciles de vivir rodeada por ellas, también son versátiles, ya que funcionan bien con gabinetes de color claro y oscuro. Los colores de la pared y de los gabinetes deben estar balanceados.

Si prefieres seguir alguna tendencia, considera entonces usar tonalidades dramáticas para aclarar las paredes de la cocina. Colores étnicos profundos como el rojo o el amarillo oro con los más recomendados, aunque el verde es también una opción muy usada que esté tomando cada vez más importancia.



Combinar los acabados de la cocina con el color del counter de los gabinetes es una buena opción para cocina aburrida a cocina impresionante y así evitar que todo se vea del mismo color. La clave es escoger dos colores que estén en balance uno con el otro. Un ejemplo es combinar maple crema para los gabinetes con chocolate cereza para el counter. Otra solución a prueba de todo es el counter de color negro con los gabinetes cremas o blancos para crear un look sin tiempo. La tendencia blanco y negro ha hecho un regreso a lo grande para esta temporada.

Las pequeñas cosas son las que hacen la diferencia, y así si no quieres hacer grandes cambios en toda la cocina y transformarla en un oasis de colores, entonces puedes limitarte a tan sólo unos pequeños cambios que demuestren tu estilo.

Intenta escoger entre las siguientes opciones:

Incluye gabinetes de puerta de vidrio.
Incorpora un panel protector sobre la cocina de colores, mostrando algún patrón específico o hasta de color metálico.
Invierte en algunos vistosos electrodomésticos como una tostadora, un procesador de alimentos o un extractor de jugo.
Mientras que se deben planear bien los colores para la cocina, esto no significa que debe ser un proceso que te deje sin aliento. Una vez que sepas el estilo que le va a tu cocina entonces será fácil elegir los colores. Prueba conversar con el dispensador de pinturas para que te aconseje algunas buenas combinaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario